Mapa Conceptual

Un mapa conceptual es un esquema de ideas que sirve de herramienta para organizar de manera gráfica y simplificada conceptos y enunciados a fin de reforzar un conocimiento. En un mapa conceptual se relacionan conceptos e ideas por medio de conectores gráficos para complementar una idea generalizada de lo que es un tema principal. El objetivo de un mapa conceptual es conseguir el significado de algo por medio de enlaces que pueden ser analizados fácilmente.

Mapa Conceptual

Qué es el mapa conceptual

Un mapa conceptual resume en un simple esquema de ideas un concepto. Este esquema presenta más que ideas, ya que permite establecer interpretaciones del que analiza la fundación del término para que el mismo procese y se le haga fácil al espectador conseguir la idea general de los enunciados expuestos en tal orden.

Una definición de qué es un mapa conceptual es que representa una importante herramienta de aprendizaje, ya que a través de gráficos se pueden esquematizar y desglosar ideas y conceptos relacionados a un tema central. Las formas gráficas utilizadas para cada concepto son figuras geométricas tales como óvalos o recuadros, los cuales serán interconectados a través de líneas y palabras de acuerdo a la conexión y correlación que tenga una definición con otra. Esto formará una red, cuyos nodos serán los conceptos y sus enlaces serán las relaciones que existen entre ellos.

Esta herramienta tuvo origen en la década de 1960 por el psicólogo y pedagogo norteamericano David Ausubel (1918-2008) con base en sus teorías sobre la psicología del aprendizaje significativo. De acuerdo a Joseph D. Novak, profesor de la Universidad de Loyola, quien fue el primer exponente en los años 70 de esta herramienta, los nuevos conceptos son adquiridos por descubrimiento o por aprendizaje receptivo. Como la mayor parte del aprendizaje en las escuelas es receptivo, los estudiantes memorizan definiciones pero fallan al adquirir el significado de los conceptos. El mapa conceptual, en cambio, genera un aprendizaje activo gracias a que permite organizar las ideas.

Para qué sirven los mapas conceptuales

A través de los mapas conceptuales se puede lograr lo que se conoce como aprendizaje significativo, que es la unificación y la relación que hace el estudiante de los conocimientos que ya posee con los nuevos que va adquiriendo, logrando sacar conclusiones que le permitirán reconstruir una información resultante. Esto último ayudará al alumno a que asimile lo que estudió y que pueda recordar los datos con mayor facilidad. También se ejercita el aprendizaje activo, pues el estudiante debe involucrarse con el material estudiado, yendo más allá de una simple memorización del contenido.

La estructura cognitiva de un mapa conceptual sirve para que a partir de un concepto se desarrollen más. De esta forma, las personas que analizan los conceptos pueden analizarlos y darles interpretaciones con base en los conocimientos previos que poseen en el tema, pudiendo establecer conexiones con los nuevos conceptos que se le están presentando y desglosando en el mapa conceptual que se desarrolla.

La estructura de los mapas conceptuales permite sintetizar un amplio contenido de manera organizada, breve y sencilla, por lo que sirve como material de apoyo para exámenes, presentaciones, exposiciones y proyectos.

Los propósitos que tiene un mapa conceptual estarán sujetos a la finalidad y temática del trabajo. Entre estos pueden destacarse:

  • Para el diseño de una estructura de información de contenidos extensos.
  • Comunicar alguna idea compleja de manera sencilla.
  • Concebir ideas a partir de un tema.
  • Concatenar conocimientos antiguos con nuevos sobre un contenido.
  • Para evaluar el índice de comprensión o incomprensión de un grupo de personas.
  • Mitigar dudas sobre un tema y desmentir mitos e información errónea al respecto.
  • Promover el aprendizaje activo y significativo en el proceso de enseñanza de los estudiantes.

Para conocer cómo hacer un mapa conceptual, lo primero que hay que hacer es seleccionar el medio a través del cual será plasmado “en papel” o donde será graficado (bien sea en láminas de papel bond si es físico, o a través de un programa computarizado si se trata de medios digitales).

Otro de los pasos más importantes que hay que tomar en cuenta es la selección del tema que se vaya a abordar y cuál será el enfoque del mismo; se deben recopilar los datos necesarios para su desarrollo; realizar un resumen donde se concentre la información necesaria y descartando la de menor relevancia para el eje central del mapa; elaborar un esquema o lista de conceptos; establecer las conexiones entre los conceptos e ideas; y por último, realizar una revisión haciendo una lectura del mapa verificando su coherencia.

Elementos del mapa conceptual

Mapa Conceptual

Esta poderosa herramienta de aprendizaje se compone de varios elementos que, en conjunto, hacen posible la mayor absorción de conocimiento, y de acuerdo a su estructura permite conocer cómo es un mapa conceptual. Estos elementos son los siguientes:

Conceptos

Los conceptos de un mapa conceptual son el grupo de objetos y acontecimientos que tiene en mente un individuo a través de los cuales construyó sus propios conocimientos sobre algún tema específico. En este sentido, son imágenes que construye a partir de ideas, por lo que se asocia a una palabra.

Estos conceptos deben ir dentro de una figura geométrica, como un óvalo o elipse, rectángulo o cuadrado, entre otras.

Palabras de enlace

Estas son las que sirven para conectar los conceptos mostrando el tipo de enlace que existe entre uno y otro. Este elemento es muy importante, pues, además de darle sentido lógico al mapa, permite darle una lectura fluida, a la vez que determina el orden de prioridades entre conceptos, logrando relacionar de manera precisa los conceptos.

Se trata de preposiciones, adverbios y conjunciones; es decir, son palabras que no tienen nada que ver con los conceptos presentados. Dentro de la estructura del mapa conceptual, se ubican sobre las flechas o líneas que enlazan los elementos que lo conforman. Entre las palabras de enlace más utilizadas para la conexión de conceptos, son: “por”, “para”, “como”, “son”, “es”, “donde”; aunque pueden existir palabras de enlace que contengan verbos, por ejemplo “causa”, “requiere”, “proporciona”, “modifica” o “incluye”.

Proposiciones

Esto es la formulación verbal de una idea, basada en los conocimientos previos que tenga el individuo frente al tema a tratar. Este elemento es un indicador de qué tanto conocimiento tenga el estudiante acerca del tema y el nivel de comprensión. Las proposiciones pueden estar compuestas por dos o más conceptos, los cuales estarán unidos por las palabras de enlaces, lo que conformará lo que se conoce como unidad semántica.

Líneas y conectores

Las líneas son utilizadas para denotar el flujo de datos y unión de los conceptos en el mapa, siguiendo un orden específico que le da coherencia a lo plasmado. Los conectores se refieren a la utilización de palabras que conecte un concepto con otro, de modo que el mapa pueda ser interpretado correctamente con la intención en la que fue presentado. Es importante destacar que no se debe abusar de su utilización. Los principales conectores utilizados son las palabras “y”, “o” y “porque”.

Jerarquías

La jerarquía en el mapa es el orden en el que aparecen los conceptos. Los más importantes y generales de los que parten todos los demás, aparecerán en la parte superior o inicial del mapa conceptual, al mismo tiempo que el tamaño de sus recuadros y palabras será superior a los que representen los conceptos de menor importancia.

Los conceptos e ideas más específicas van a ir ubicados en la parte inferior del mapa, por lo que la forma de lectura en este tipo de herramienta se hará desde la parte superior hacia abajo.

Preguntas clave

Este elemento, también denominado como preguntas de enfoque, sirven para darle orientación a las respuestas. Este tipo de preguntas debe ser formulado de forma breve y concisa, teniendo relevancia para el desarrollo del tema y deben ser respondidas en la parte inferior con palabras y no con oraciones.

Estructura cognitiva

Se refiere al proceso mental utilizado por los individuos para asimilar la información, organizándola de tal forma que esta pueda ser aprendida y recordada más adelante. En el mapa conceptual, las proposiciones deben ser enlazadas con las palabras conectoras.

Hinterlaces

Los enlaces que se utilizan en los mapas conceptuales son de dos tipos: simples y jerárquicos, en los que las líneas conectan los conceptos más importantes o generales con los de menor importancia o específicos, por lo que su dirección es vertical; y cruzados y lineales, los cuales son enlaces de un concepto que se relaciona con otro tema diferente que, en conjunto, pueden llevar a una conclusión.

Características del mapa conceptual

Mapa Conceptual

Las características de un mapa conceptual son cualidades que le diferencian de otros métodos de estudio, a saber:

Jerarquización

Es el orden de importancia e inclusividad que deben tener los conceptos dentro del mapa, los que tendrán mayor relevancia dentro de la herramienta irán enmarcados. Hacia la parte inferior irán las ideas secundarias, específicas y ejemplos, y estos últimos irán sin enmarcar. Lo que determinará la jerarquización en un mapa serán las líneas conectoras o de enlace, los que le darán la estructura gráfica adecuada.

Síntesis

Se trata de un resumen donde está contenido lo más importante de un mensaje o tema. Un mapa conceptual es claramente un resumen de un tema que puede abarcar muchos puntos y contenido complejo, por lo que representa un instrumento de aprendizaje poderoso y útil para simplificar y condensar una cantidad importante de información y a partir de allí, desglosar el contenido.

Impacto visual

Una de las características fundamentales de un mapa conceptual es que debe tener impacto visual en la manera de presentar los conceptos y las unidades semánticas. Esto debe plasmarse de manera vistosa pero sencilla, que pueda facilitar su lectura.

Antes de tener un mapa terminado, deben realizarse varios bosquejos para ir añadiendo los elementos necesarios e ir descartando los prescindibles, de modo que pueda lograrse un mapa conceptual acertado con los puntos claves, mejorando cada versión hasta llegar al definitivo.

Para destacar las virtudes de un mapa, se sugiere la utilización de letras mayúsculas legibles de las ideas centrales y los conceptos de mayor relevancia, los que se deben resaltar en una figura geométrica, preferiblemente una elipse que haga mayor contraste con el texto y el fondo.

La ortografía y el uso de los espacios es otra característica que debe cuidarse en la realización de un mapa conceptual, para de esta manera evitar las aglomeraciones y tienda a perderse el sentido de lo explicado generando confusiones.

Ejemplos de mapa conceptual

A continuación se tienen varios ejemplos de mapa conceptual de temas variados y en distintos modos de organización, Mapa conceptual del agua, Mapa conceptual del sistema nervioso, Mapa conceptual de la comunicación y Mapa conceptual de la fotosíntesis.

Mapa Conceptual

Mapa Conceptual

Mapa Conceptual

Mapa Conceptual

Raccomandato

supporto I
2020
Paracaidismo
2020
Ghost Writer
2020